Cigarrillos electrónicos y medio ambiente

Vapear también es bueno para el medio ambiente … por lo que es bueno cambiar del tabaco a los cigarrillos electrónicos. Por lo tanto, los fumadores deben pensar en dejar de fumar y prestar un excelente servicio al entorno en el que vivimos.

Además, también es interesante comprender mejor la composición de la base de los cigarrillos electrónicos.

Cigarrillo electrónico versus cigarrillo clásico

Los cigarrillos tradicionales son generalmente uno de los artículos más contaminantes del planeta. De todos los desechos que se pueden encontrar en el mundo, la mayoría se remonta a una sola fuente, el tabaco. Nous savons que les mégots de cigarettes sont jetés sans vergogne sur le sol, comme s’il s’agissait d’un matériau qui se bio-dégrade facilement, mais les mégots de cigarettes sont un énorme problème s’ils ne sont pas jetés à la basura.

A favor de los cigarrillos electrónicos, es un artículo reutilizable. Esto quiere decir que es un producto que se consume en mucha menor cantidad. Por otro lado, si consumes un paquete de tabaco al día, significa que estás gastando 20 cigarrillos y 140 a la semana, y que creas mucho desperdicio.

Las botellas (e-líquido), tanto de plástico como de vidrio, son fácilmente reciclables. Además, son una opción muy económica para los fumadores, y menos dañinos para el medio ambiente. Otro factor a tener en cuenta es la vida útil de los cartuchos de e-cig, ya que equivalen a 20 cigarrillos, y no tenemos el mal hábito que se ha desarrollado con las colillas de tirarlos al suelo.

Es cierto que el cigarrillo electrónico como elemento verde aún no se ha desarrollado en la sociedad, pero es claramente la opción más responsable para los fumadores. Hay muchos problemas con el tabaco tradicional que se pueden evitar con el vapeo. Los cigarrillos electrónicos son amigables con el medio ambiente y ya no hay razón para seguir consumiendo tabaco.

El cigarrillo electrónico: una inversión para nuestra salud

Apostar por el uso de cigarrillos electrónicos en lugar de cigarrillos analógicos no debe verse solo como un medio de ahorro, sino también como una inversión de futuro para nuestra salud. Dejando de lado la cantidad de elementos tóxicos que componen el tabaco como las nitrosaminas específicas o el alquitrán nos permitirá tener una vida más saludable. Los cigarrillos electrónicos son la mejor manera de reducir el consumo de nicotina y olvidarse de los malos vapores que provoca el tabaco.

Aunque pueda parecer un tópico, la salud es lo primero y por eso debemos tratar de proteger nuestro cuerpo tanto como sea posible. El primer paso comienza por sentirnos libres, deshacernos de las cadenas que nos impone el tabaco y también hacernos consumir nicotina.

El cigarrillo electrónico evitará tener esas sensaciones de adicción que nos provoca la nicotina, además de que mejoraremos no solo nuestra salud, sino la de las personas que nos rodean, los llamados “fumadores pasivos”.

Muchas veces cuando fumamos tabaco molestamos a las personas que nos rodean y, peor aún, podemos incomodar a nuestra pareja o amigos y ponerlos en peligro.

Gracias al cigarrillo electrónico, tu vida y la de las personas que te rodean ganarán en bienestar a corto plazo, pero sobre todo a largo plazo, ya que podemos evitar muchas enfermedades como el cáncer de pulmón o problemas respiratorios.

Pero las ventajas también son económicas, un cigarrillo electrónico te ahorrará mucho dinero ya que 2 ml de e-líquido equivalen a 20 cigarrillos. En definitiva, el cigarrillo electrónico es una inversión en salud para nuestra vida y un ahorro para nuestro bolsillo.

Estructura de un cigarrillo electrónico

Actualmente, los cigarrillos electrónicos forman parte del mercado entre los fumadores, para algunos se ha convertido en una opción más versátil y entretenida para fumar, para otros como una opción para dejar de fumar o fumar (aunque esto no ha sucedido. No se ha comprobado). Lo cierto es que, por sus múltiples diseños, variedad de presentaciones y sabores de esencias, manejo y economía, se ha ganado su lugar en el mundo.

Si bien los cigarrillos electrónicos son dispositivos fiables a simple vista, muchas veces desconocemos el tipo de componentes que utilizan en su fabricación, o bien poco conocemos el cuidado y mantenimiento que se debe tener para garantizar un funcionamiento óptimo seguro, como en el día en que se compró.

A continuación te explicamos con más detalle lo que necesitas saber sobre su uso:

  • Los cigarrillos electrónicos se encienden y apagan con el botón de encendido. Esto se utilizará para encender y apagar el e-cig.
  • Pasamos a la boquilla, esta parte es la que se utilizará para poder vapear o inhalar. El vapor saldrá de esta parte del e-cig.
  • Por otro lado, está el atomizador. Aquí se inserta el líquido o la esencia que da sabor al vapor que se produce y también el aroma. Dependiendo del modelo, este líquido se puede introducir en forma de cartucho.
  • Luego está el vaporizador, es el elemento encargado de calentar las atomizaciones y convertirlas en vapor.
  • La fuente de alimentación, una batería que puede ser extraíble o recargable (la más práctica y práctica es la recargable). Dependerá del modelo de cigarrillo electrónico.
  • Para modelos con baterías recargables, se agrega su cargador.
  • Para indicar los niveles de líquido, la intensidad del vapor, el estado de la batería y otros tipos de indicadores (según el modelo y el fabricante), la luz LED se encarga de alertar al usuario.

Si desea comprar un producto certificado en línea, hay una gran cantidad de comercio electrónico en línea, como Terpy.fr, por ejemplo, donde puede buscar cigarrillos electrónicos de calidad a precios competitivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *