Remedios para las varices inflamadas

Con el transcurso del tiempo, una de las cosas más preocupantes para las mujeres, es la aparición de venas en las piernas, mejor conocidas como varices, provocados por unos conductos sanguíneos, que, al momento de hincharse, causa la acumulación de sangre y esto hace que se estiran y se dilatan, cuando la persona está de pie.

También se ha hablado de que las varices en ocasiones son hereditarias. Una de las principales causas de la aparición de las varices está en el problema de obstrucción de las válvulas (encargadas de mantener una circulación sanguínea), la tromboflebitis (coágulos que dificultan el recorrido normal de la sangre) y el embarazo, sin embargo, las venas que aparecen durante la gestación suelen desaparecer con el paso del mismo, dos o tres semanas después del parto. Remedio para las varices inflamadas

Cansancio, calambres, hinchazón y fatiga son algunos de los síntomas más frecuentes que se presentan en las mujeres que padecen de este problema, por lo que traemos unos remedios caseros o naturales, fáciles de preparar y aplicar en cuestión de mejorar el problema.

1. Ungüento de ajo

Es una mezcla de 6 dientes de ajo donde se verterá a un recipiente para partirlos en pequeños trocitos, donde se le agregará, además, aceite de oliva y zumo de limón, se dejará reposar durante 12 horas donde después se aplicará en el área afectada.

2. Té de manzanilla

Un remedio muy bueno, es el té de manzanilla que se mezclara con dos cucharitas de vinagre de manzana y su utilización es fácil, ya que con un algodón se obtendrá y se aplicara en las zonas afectadas, en este caso en las zonas donde se presente las varices.

3. Vinagre de manzana

Un excelente remedio que a varias personas le ha funcionado, es el vinagre de manzana, el cual su aplicación es muy fácil, ya que solamente se dejara reposar la zona afectada durante un transcurso de tiempo de 2 a 3 horas. Después se enjuagará con agua tibia.

4. Aceites

Los aceites contienen propiedades muy buenas que ayudan a regenerar el organismo, por eso son muy importante, sin embargo, no todos cumple esta función. En este caso hablaremos del aceite de almendras y aceite de hígado de bacalao, que son muy buenos a la hora de aplicarlos sobre la zona afectada por las varices, solamente se tiene que aplicar con suaves masajes y dejar reposar durante 1 hora antes de enjuagar.

5. Infusión

En un recipiente de dos litros con agua completamente caliente, se le agregara un puñado de manzanilla, al igual uno de menta y de laurel. Después se dejará reposar entre 20 a 30 minutos, y se le agregará una cucharadita de bicarbonato. Aplica la infusión sobre las varices, durante las veces que te bañes.

Tratamientos y producto naturales

El hidro parénquima (gel transparente) que contiene la Aloe vera es un excelente remedio curativo, que en verdad tiene muchos beneficios medicinales a unos niveles extremadamente altos.

Entre sus propiedades se destaca que tiene un funcionamiento de antinflamatorio, que, al momento de hacer aplicado, regenera las células del cuerpo y va creando un alivio de manera sorprendente, disminuyendo el dolor y la tensión sobre la parte afectada. Un producto excelente es Gel Relax de Lanzaloe, genera una acción antiinflamatoria con el Aloe vera, con el poder calmante y reactivador del flujo sanguíneo (circulación sanguínea) del eucalipto. Su aplicación es fácil ya que solamente se aplicará en el día y en la noche, untando un poco en la mano y masajeando de manera ascendiente, iniciando en los pies y terminando en los músculos.

El Aloe contiene también sustancias diuréticas que ayudan a minimizar la retención de líquidos y otros trastornos que afectan las extremidades inferiores.

En las mañanas preferentemente en ayuna, tomar dos cucharadas de jugo de Aloe vera, ya que ayuda disminuir de manera rápida la retención hídrica, ayudando a reactivar la circulación periférica, además de que proporciona fuerzas para el día a día.