Remedios Naturales Para las Articulaciones

Remedios naturales para prevenir y tratar las dolencias más comunes. Desde los resfriados hasta los dolores de cabeza , desde la acidez estomacal hasta el dolor de espalda , hay varios problemas de salud que podemos enfrentar en la vida diaria, pero existen aún más remedios naturales con los que podemos intervenir para prevenirlos o aliviarlos. Aquí ccrcinc.org/ podrás encontrar los mejores remedios naturales para las articulaciones y otras enfermedades cronicas.

Algunos remedios naturales, como los aceites esenciales o las preparaciones a base de plantas medicinales, se compran en hierbas medicinales, mientras que otros se encuentran en el jardín o en la despensa, como el aloe vera , la salvia o el bicarbonato de sodio.

Veamos cuáles son algunos de los remedios naturales más efectivos para los problemas de salud más comunes y para pequeñas dolencias diarias.

¿Artritis o artrosis? El dolor hace la diferencia : «En el primer caso, mejora con el movimiento. Además, se asocia con una rigidez de las articulaciones que dura más de media hora después de despertarse: si los dedos de las manos se ven afectados, por ejemplo, se hace imposible lavar, peinar , levantar las persianas o vestirse.

“El dolor de la osteoartritis, sin embargo, se vuelve más intenso después de un ejercicio físico , o cuando carga el peso sobre la articulación (en el caso de la rodilla, por ejemplo, cuando permanece de pie durante mucho tiempo), es más intenso por la noche y cede con el descanso. Por la noche nunca está presente », concluye el experto.

Artritis: el diagnóstico temprano es esencial

El dolor en las articulaciones también puede ser causado por inflamaciones crónicas como la artritis psoriásica y reumatoide.

«El diagnóstico temprano es esencial en estos casos. Algunos análisis de sangre, como Ves, proteína C reactiva, factor reumatoide y anticuerpos anti-citrulina pueden aclarar y los tratamientos a medida evitan que las enfermedades progresen “, dice el profesor Selmi.

Recientemente se ha agregado una nueva molécula, llamada Baricitinib, a la lista de medicamentos disponibles : esto actúa directamente dentro de la célula, bloqueando las proteínas que desencadenan la inflamación y evitando la progresión de la enfermedad.

5 ayudas más de la naturaleza

Algunos remedios naturales pueden ayudarlo a mantener sus articulaciones más jóvenes y combatir el dolor de la artrosis, la artritis y la tendinitis. Para descubrir los más efectivos, sugeridos por algún especialista en ortopedia y experto en medicina natural en Pisa, ¡ explore la galería a continuación!

La causa más frecuente de dolor reumático es la osteoartritis, que consiste en un proceso de desgaste progresivo que implica cartílago articular, con posterior afectación de huesos (osteofitos), sinovial (inflamación) y cápsula articular (edema).

En condiciones normales, el cartílago está formado por una matriz conectiva (colágeno y proteoglicanos) y por condrocitos. Contiene hasta 85% de agua en los jóvenes y alrededor del 70% en los ancianos. Con los años, por lo tanto, su función como ‘ rodamiento hidráulico ‘ se ha reducido .

En las etapas iniciales de la osteoartritis, el cartílago pierde proteoglicanos y, por lo tanto, agua, luego se agota el colágeno, perdiendo elasticidad. La recurrencia de la inflamación articular (artritis), incluso si no es la causa desencadenante del proceso artrítico, sino la consecuencia, juega un papel importante para hacer que la enfermedad progrese y la haga crónica.

LAS DIFERENTES FORMAS DE ARTROSIS

El dolor articular es un síntoma de osteoartritis que empeora con la inmovilidad y mejora con el movimiento lento, gradual y progresivo.

Las formas más frecuentes de localización del proceso de artrosis son: osteoartritis cervical, dolor de hombro, artrosis lumbar, osteoartritis con dolor en la base del pulgar o rizartrosis, osteoartritis de caderas o coxartrosis, osteoartritis con dolor de rodilla o gonartrosis, osteoartritis del pie. La resonancia magnética del distrito afectado destaca el desgaste y la inflamación articular crónica.

LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA ARTROSIS

Las posibilidades de prevención y tratamiento de la osteoartritis se basan en el estilo de vida (peso corporal correcto, actividad motora regular, nutrición saludable, suministro de agua, postura correcta, reducción de carga), medicamentos sintomáticos y de fondo, fitomedicinas, tratamiento con infiltraciones ( ácido hialurónico), fisioterapia, ortesis, rehabilitación, acupuntura.

Los AINE ( medicamentos antiinflamatorios no esteroideos ) incluyen varias categorías de ingredientes activos y se emplean como antiinflamatorios para las articulaciones. Su efecto sobre la inflamación y el dolor es rápido, pero el uso repetido conlleva el riesgo de fenómenos colaterales, en particular a nivel gastrointestinal.  

EL PAPEL DE LOS RECURSOS NATURALES

Algunos suplementos nutricionales ayudan a aliviar el dolor y realizan una acción protectora contra las articulaciones, manifestando un efecto antiinflamatorio y condroprotector contra el cartílago articular, en virtud del ingrediente activo contenido.

Plantas y complementos nutricionales con acción antiinflamatoria predominante

Funcionan al reducir la producción y liberación de citoquinas inflamatorias al controlar los fenómenos de inflamación (dolor, hinchazón, enrojecimiento, aumento de la temperatura local, función articular deteriorada).

Garra del diablo o harpagus

Esta planta crece en el sur de África, en el desierto de Kalahari, donde se la conoce como la ” garra del diablo “. Actualmente se considera en fitoterapia como la planta antirreumática por excelencia . El harpago cuenta con numerosas acciones beneficiosas para las articulaciones, ya que es antiinflamatorio, analgésico y evita el desgaste del cartílago, lo que de hecho refuerza la textura elástica. La efectividad de la planta se debe a la riqueza en ingredientes activos conocidos como iridoides ( harpagosida, procumbida, harpagida ) contenidos en las raíces secundarias de la planta.

Boswellia

Boswellia es un árbol que crece en las regiones montañosas de India y China. La resina se ha utilizado durante siglos en la tradición de la medicina ayurvédica por sus propiedades terapéuticas contra el reumatismo inflamatorio y las afecciones intestinales. La migración de leucocitos por los ácidos boswélicos también se inhibe con el bloqueo de la liberación local de elastasa, enzima proteolítica responsable de la destrucción del colágeno en el cartílago de las articulaciones.  

Palmitoiletanolamida (PEA)

Es el almidón de un ácido graso endógeno y, por lo tanto, representa una respuesta natural de nuestro organismo a los procesos patológicos asociados con la inflamación, como consecuencia de la inhibición de los mastocitos, células que liberan grandes cantidades de sustancias inflamatorias. La molécula está presente en varios alimentos, como tomates, huevos, guisantes, soja. La administración de PEA juega un papel clave en la promoción de la resolución de la inflamación y la consiguiente reducción del dolor.

Plantas y complementos nutricionales con acción condroprotectora.

Favorecen y estabilizan los diversos elementos constitutivos del cartílago, reduciendo las consecuencias del estrés oxidativo que daña las articulaciones.

pycnogenol

El extracto obtenido de la corteza de pino marítimo francés (Pinus pinaster Aiton), rico en varios polifenoles y, en particular, procianidinas, se usa en fitoterapia por su capacidad para reducir la inflamación de las articulaciones, el edema y la degradación del cartílago. El extracto de corteza de pino marítimo francés tiene un fuerte tropismo por las proteínas (colágeno, elastina) que forman el cartílago articular . También inhibe la activación de las moléculas que causan y alimentan la inflamación.

Colágeno hidrolizado

El colágeno constituye aproximadamente una cuarta parte de todas las proteínas del cuerpo y está formado principalmente por una secuencia de tres aminoácidos (glicina, prolina, hidroxiprolina) en forma de triple hélice, compacta y resistente a la carga. Los péptidos de bajo peso molecular , obtenidos por la hidrólisis del colágeno, se absorben más fácilmente en el intestino estimulando la regeneración del cartílago, promoviendo la síntesis de colágeno, glucosaminoglicanos y ácido hialurónico, reduciendo la inflamación y el dolor.

Colágeno sin desnaturalizar UC-II tipo II

Es un ingrediente funcional que contiene un colágeno glicosilado tipo II desnaturalizado que contribuye a la regeneración del cartílago , reduciendo el nivel de citoquinas inflamatorias circulantes y el dolor. En particular, el colágeno reduce la rigidez dolorosa de la articulación de la rodilla en caso de gonartrosis.

Vitamina C

La producción endógena de colágeno también depende de la actividad de la vitamina C. El ácido ascórbico es la coenzima de la enzima que agrega grupos hidroxilo a la lisina y la prolina del colágeno, lo que permite la estabilización de la triple hélice del colágeno, a través de puentes de puentes de hidrógeno. entre las cadenas correspondientes. La vitamina C fortalece los tejidos de soporte, participa en la formación y regeneración del tejido conectivo, asegura la compacidad de la estructura del colágeno.

Manganeso

El manganeso contribuye a la formación de tejidos conectivos y a la protección de las células contra el estrés oxidativo articular.


¿Como fortalecer las articulaciones?

Los dolores articulares, son la causa de numerosas consultas médicas, que abarcan desde inflamaciones puntuales por golpes, contracturas, sobre esfuerzos y un largo etcétera, a procesos crónicos como la artrosis, la artritis, y otros tipos diferentes de problemas reumatológicos.

Métodos para aliviar las articulaciones

Arcilla para cataplasma

La arcilla (roja o verde) es una de las mejores para contrarrestar el dolor, disminuir la inflamación, y acelerar la recuperación de golpes, torceduras, artritis, artrosis, etc. Se genera mediante la cataplasma de ½ a 1 cm de grosor aplicándolo directamente en la zona adolorida, durante un proceso de 1 a 3 días, para asegurar la recuperación.

Se lleva acabo con agua fría en golpes, torceduras, zonas inflamadas, o enrojecidas, y con agua caliente en dolores reumáticos sin inflamación, neuralgias, contracturas, etc.

Nutrientes necesarios para fortalecer las articulaciones

Hay nutrientes que ayudan a mejorar los organismos del hueso, la protección del cartílago y su mantenimiento y el metabolismo óseo. “La vitamina D participa en la síntesis de proteoglicanos, la vitamina C estimula la producción de colágeno la y la vitamina E mejora la protección de la matriz del cartílago por el aumento de crecimiento de los condrocitos. El selenio, el zinc, el cobre y el manganeso, así como los ácidos grasos poliinsaturados, parecen estar implicados en los procesos de elaboración del colágeno y en la reducción de la inflamación del cartílago”, explica.

  • Calcio y fosforo: ayudan a complementar la formación, desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes, pero se mantiene el proceso en un equilibrio, debido a que “la abundancia o carencia de uno, afecta a la capacidad de absorber el otro”.
  • Magnesio: conforma parte de la estructura ósea y las membranas de las células. “Debe estar en un completo equilibrio con el calcio, dado que su falta inhibe la síntesis de vitamina D, necesaria para llevar acabo la correcta mineralización ósea”.
  • Silicio: tiene una principal función en la síntesis de elastina y de colágeno, que ayudan a optimizar la fijación del calcio y del magnesio en los huesos y ayuda a estimular la formación y mineralización ósea.
  • Azufre: el azufre forma parte en el colágeno, un elemento que conforma tendones, cartílagos y ligamentos.

Deporte para fortalecer las articulaciones

Ejercitar las articulaciones para evitar futuras lesiones es una labor sencilla, pero requiere constancia y dedicación. Es importante practicar algún deporte para conseguir fortalecer la musculatura y evitar así posibles daños o lesiones en codos, hombros, muñecas, tobillos, etc. Las articulaciones son más propensas a las lesiones cuando los músculos y los ligamentos que las sostienen son débiles. Por eso, es fundamental evitar el sedentarismo y ejercitar el cuerpo.

El mejor tratamiento es la prevención. Con este fin, no hay que obviar que el primer paso para hacer deporte es el calentamiento. Gracias a este periodo de preparación, los músculos consiguen soportar la intensidad del trabajo que más tarde el deportista va a realizar. A través de ligeras contracciones y posteriores elongaciones musculares se consigue que los músculos se contraigan con mayor velocidad, potencia y eficacia. De este modo, se potencia el movimiento y no se perjudica la coordinación.